Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información
Blog

Blog en el que hablamos acerca de diseño gráfico, diseño y programación de páginas webs y publicidad.

Etapas del desarrollo web

28/03/2014 a las 13:46h

“Necesito una web para mi empresa”, “Necesito mejorar mi presencia online”, “quiero renovar mi antigua web”,... son el punto de partida para el desarrollo de una web.

Ahora bien, ¿en qué consiste ese desarrollo?, ¿dónde empieza y acaba el trabajo que hacemos en Creados?

A continuación detallamos las distintas tareas o etapas que tenemos en cuenta desde el inicio de un proyecto web hasta su finalización.

Captación de los requisitos

Antes de ponernos a diseñar y programar tenemos que saber qué necesita el cliente. Aquí es donde se suceden una serie de reuniones con él para definir los objetivos que debe cumplir su proyecto. Nos renunimos todo el equipo que interviene en su desarrollo: analista, diseñadora y programadores, con la finalidad de recopilar los datos necesarios para realizar el briefing.

Se trazan las líneas que deberá seguir el proyecto, aunque estás, pueden ir sufriendo ajustes, sobretodo en sus inicios hasta conseguir la base adecauda para el posterior desarrollo.

Captar en los inicios de un proyecto todos sus requerimientos, resulta imprescindible para que el resto de etapas se vayan cumpliendo según los plazos establecidos, y no haya que volver atrás, con el impacto que puede tener en todo lo desarrollado hasta el momento, y la pérdida de tiempo correspondiente.

Análisis

Con toda la información obtenida en el briefing con el cliente nos ponemos manos a la obra.

Nos paramos punto por punto y analizamos cada una de las peticiones, viendo si está todo bien especificado, queda algo en el aire, o si puede surgir algún problema en el desarrollo. En ese caso, consensuamos con el cliente las distintas posibilidades hasta dar con la opción adecuada.

Durante el análisis, empezamos a generar nuestros documentos de uso interno, que más adelante, y en especial en la fase de pruebas, nos servirán para comprobar que se ha desarrollado todo tal como se especificó en un principio.

Propuestas / Mejoras

Tras realizar el análisis, y junto con las conclusiones sacadas tras las primeras reuniones, en muchos casos vemos necesario hacerle llegar al cliente algunas propuestas que permitan mejorar el resultado final. Estamos acostumbrados a trabajar con clientes de todo tipo, y sabemos que lo que a uno le viene bien, a otro puede que no lo convenga, por eso nuestras propuestas se ajustan a cada proyecto.

Estas mejoras pueden ser algo tan sutil como cambiar el nombre o ubicación de algunas secciones, hasta algo tan complejo como proponerle una estrategia de participación en redes sociales, con todo lo que meterse en el mundo social media puede suponer.

Las mejoras ofrecidas podrán tener varios objetivos, que en muchas ocasiones coincidirán: mejorar los contenidos y navegabilidad, mejorar el posicionamiento, mejorar el diseño (las primeras impresiones...), ofrecer nuevas vías de comunicación con el cliente...

Presupuesto

Una vez definido con el cliente todo lo que puede tener su web, es la hora de presupuestarlo.

Nuestros presupuestos tratan de explicar lo mejor posible el trabajo que vamos a desarrollar, de forma que sea un documento de referencia en el futuro. El presupuesto detalla el trabajo que se va a realizar, los plazos y todas las observaciones y/o condiciones que se aplican.

Por un lado presupuestamos el valor del desarrollo base de la web, al que añadimos el resto de funcionalidades separadas por bloques con su correspondiente coste, para que la inversión en el proyecto evolucione según los resultados que se vayan obteniendo. Por ejemplo, una web puede empezar estando un solo idioma, y si el negocio lo requiere, podemos añadir en cualquier momento un módulo multiidioma.

Diseño

El diseño web es algo que cuidamos hasta el último detalle. No hay que olvidar que, aunque el departamento web es uno de nuestros puntos fuertes, desde nuestros inicios somos un estudio de diseño, y eso lo hacemos notar en cada uno de nuestros trabajos.

Diseñar una web es un proceso completamente distinto al de cualquier otro tipo de diseño convencional, puesto que hay que ceñirse a unas guías, delimitadas por el navegador y por el uso que hacen los usuarios de él.

Nuestra experiencia diseñando webs, y el trabajo conjunto entre diseñadores y programadores, hace que nuestras webs cumplan desde un principio con unas características de claridad, navegabilidad y mantenimiento de estándares, que hacen que el resultado final, se mantenga fiel al boceto que le presentamos al cliente en este punto del desarrollo.

Maquetación

En este punto, es cuando empezamos a programar la web. La maquetación web suele constar de la unión de los lenguajes HTML5 y CSS, que sirven para definir la estructura de los contenidos, y como se van a mostrar respectivamente.

Se trata de pasar el diseño de la web que se ha hecho anteriormente a un lenguaje que pueda ser entendido por los distintos navegadores web (internet explorer, firefox, chrome safari,...). Está entre nuestros ideales hacer que una web se vea de la misma forma, independientemente del navegador, sistema operativo o dispositivo utilizado.

Programación CMS

Casi el 100% de nuestros desarrollos web incluyen nuestro gestor de contenidos para que sea el propio cliente el que actualice los contenidos de las distintas secciones de forma sencilla e instantánea.

A diferencia de otras empresas que basan sus webs en gestores de contenidos ya existentes como Joomla y Drupal, o sistemas de blogs más o menos complejos como Blogger y WordPress,... nosotros siempre nos hemos caracterizado por utilizar nuestro propio sistema de gestión de contenidos. Eso nos da la libertad para ofrecerle a nuestro cliente un control de sus contenidos ajustado a sus necesidades, lo que facilita su comprensión y posterior utilización.

Aún así, conocemos la potencia que pueden llegar a tener esos otros CMS existentes en el mercado, y si el cliente lo requiere, también podemos hacer un desarrollo basado en Blogger, WordPress, Joomla,...

Programación web pública

La programación de la web visible al público, o Front-end, consigue unir lo descrito en los dos últimos puntos, de forma que la estructura creada durante la maquetación de la web, se rellena con los contenidos que se introduzcan desde el gestor de contenidos.

El proceso de programar una web implica multitud de factores a tener en cuenta, desde los lenguajes a utilizar, tanto a nivel de servidor (ASP.NET, PHP,...) como de navegador (Javascript principalmente), hasta optimizar otras características como pueden ser velocidad de carga, generación de url’s amigables,...

En este punto programadores, maquetadores web y SEOs trabajan codo con codo para que el resultado satisfaga a todas las partes.

Población de contenidos

Tras la puesta en marcha del gestor de contenidos, se pueden empezar a introducir los contenidos. Ese proceso en muchos casos lo empezamos nosotros, aprovechando para que el cliente vea la forma correcta de hacerlo, y haciéndole las indicaciones oportunas para que sus contenidos sean de calidad, y mejoren el posicionamiento en la medida de lo posible para que a partir de ese momento pueda realizar las actualizaciones necesarias.

Pero cada día nos encontramos con clientes que, debido a su falta de tiempo, no pueden encargarse de completar la web. Por eso, también podemos encargarnos nosotros de poblar la web de todo su contenido e incluso redactarlo. Lógicamente esa información tenemos que haberla obtenido de algún lugar, y en muchas ocasiones será necesario visitar al cliente, para que nos explique exactamente qué hacen en su empresa y cómo lo hacen, y si podemos verlo en directo aún mejor, de esa forma, podremos redactar unos contenidos de calidad.

Pero no todo el contenido de una web es texto. Las imágenes son fundamentales para que los contenidos sean más agradables de leer, además, en muchas ocasiones aportan información que no sería posible describir únicamente con el texto. Podemos encargarnos de realizar esas fotografías, diseñar esquemas o gráficos o adquirirlas de algún banco de imágenes.

Una vez preparados los contenidos, realizamos una sesión de formación con el cliente en la que explicamos el funcionamiento del gestor de contenidos y entregamos su manual de usuario, creado especialmente para su web, en el que se detallan los pasos a seguir para introducir y gestionar los contenidos existentes.

Pruebas

Todo proyecto tiene una fase de pruebas y según va avanzando, se van realizando las pruebas unitarias, dejando para el final las pruebas de integración, que además de asegurar que el proyecto cumple con las exigencias vistas en sus primeras etapas, asegura el correcto funcionamiento de todo lo desarrollado, incluyendo en la medida de lo posible los contenidos reales que finalmente tendrá la web.

Por lo general, antes de publicar la web, el propio cliente quiere hacer sus pruebas. Por eso siempre publicamos la web en nuestros servidores, y le damos acceso de forma que él mismo pueda hacer las pruebas que considere necesarias, como paso previo a darnos el visto bueno para publicar la web.

Publicación

Cuando se ha revisado todo, es el momento de lanzar la web. Publicar una web no se trata sólo de hacerla visible al resto del mundo, hay que avisar al mundo de que nuestra web está ahí. Para eso, nos encargamos de darla de alta en los principales buscadores, y de dar las recomendaciones para hacerla llegar al máximo posible de clientes potenciales.

Sin duda, el posicionamiento en buscadores (SEO), y los anuncios de pago por click (SEM), tiene mucho que ver en esto último, ya que no sólo hay que estar en los buscadores, hay que estar bien posicionado.

Mantenimiento

Tras publicar una web no nos olvidamos de ella: ha estado demasiado tiempo entre nosotros como para dejarla en el olvido. Siempre estaremos presentes para indicar mejoras a adoptar, solucionar posibles incidencias, o simplemente actualizar los contenidos o el diseño de la web cuando sea necesario.

Con la ayuda de distintas herramientas podemos saber qué secciones de la web están funcionando mejor, cuántas visitas se han producido, o si ha habido cualquier problema. Con esa información, junto con nuestra experiencia en otros proyectos, podemos definir las mejoras a implementar.

¿Algo más?

Pues sí. Además del SEO y SEM hay otras alternativas, como el SMO (Social Media Optimization). Esto último implica la presencia en redes sociales, que está obteniendo una importancia tan grande, que es imposible ignorarla. Estar y participar en los medios sociales es una estrategia muy acertada para darse a conocer, y derivar tráfico hacia (y desde) la web de la empresa, con lo que se multiplican las posibilidades de obtener nuevos clientes.

Definir una estrategia para la presencia online, también conocido como “Social Media Plan”, es algo que puede resultar muy complejo, y que se recomienda empezar a definir desde el principio del proyecto. En Creados conocemos los distintos medios, y podemos guiar a nuestros clientes a elegir el camino adecuado para tener éxito en las redes sociales.

A nosotros, desde luego, nos gusta desarrollar los proyectos de principio a fin, aportando nuestras ideas y sugerencias para conseguir que el cliente esté satisfecho con el resultado.

Categorías: Desarrollo Web

COMENTARIOS

  • karina - 05/08/2016 - 05:39h.

    Están perfectamente definidos los pasos para el desarrollo web. Cada cliente tiene necesidades específicas y lo bueno es contar con un equipo que sea capaz de responder satisfactoriamente a cualquier requerimiento, ya sea que se trabaje en un blog de desarrollo personal, una página de diversión o un sitio empresarial, siempre hay que adaptarlo a las expectativas del cliente.

Publicar un comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)

Volver arriba